Contacto

Mi Camino

Las Sesiones

El Despertar del Alma

Reprogramación del ADN

Ascensión

Cambios durante la Ascensión

El Chakra Unificado

Sanación en la Nueva Energía























































































































































































Para aprender a utilizar nuestro ADN, para mejorar nuestra salud, vida y evolución debemos recordar que todas las órdenes y programas que gobiernan nuestro cuerpo, mente y espíritu se encuentran en el interior de nuestro ADN.

La remodificación del ADN comprende Liberación, Equilibrio y Activación Hormonal en los niveles Físico, Emocional, Mental y Espiritual.

Es un proceso simple pero profundo y requiere tu participación al 100%



Tenemos el ADN físico (ADN es la abreviatura del ácido desoxirribonucleíco) que constituye el material genético de los organismos.

Son las dos primeras hélices y es el componente químico primario de los cromosomas.

El ADN se encuentra en el núcleo de cada célula de nuestro cuerpo.

En el interior del núcleo el ADN forma 46 filamentos cromosómicos diferentes (los cromosomas) que suelen aparecer en 23 pares.

Cada cromosoma se encuentra compuesto de múltiples genes cada uno de los cuales corresponde a unas características biológicas específicas (como color de ojos, de piel, grupo sanguíneo, estatura y también son los responsables de nuestras enfermedades hereditarias y malformaciones congénitas).

Para transmitir sus mensajes o instrucciones a las células el ADN emplea ARN, el cual actúa como un "teléfono".

La espiral de ADN que vuelve a enrollarse sobre sí misma, es sensible a influencias magnéticas.

El ADN posee un campo vibratorio y electromagnético que responde a la intención declarada por los seres humanos.

El ADN además cambia de forma de acuerdo a los sentimientos, (Greg Braden lo comprobó en sus investigaciones.

1- cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio el ADN respondió relajándose y sus filamentos estirándose. El ADN se hizo más largo.

2- Cuando los investigadores sintieron rabia, miedo o estrés, el ADN respondió apretándose. El ADN se hizo más corto y apagó muchos de los códigos.

¿Alguna vez se han sentido "descargados" por emociones negativas?

Ahora saben que sus cuerpos también se descargan.

Loa códigos del ADN se conectaron de nuevo cuando los investigadores tuvieron sentimientos de amor, alegría, gratitud y aprecio.

El ADN entonces, puede modificarse según nos encontramos en un estado de depresión o euforia.



Existen varias fuentes que respaldan el hecho de que la configuración original de nuestro ADN incluía 12 hélices: La Sra. Kishori Aird descubre que existe una 13ª hélice que constituye una especie de envoltorio en forma de 8 superpuesto a las 12 primeras.

Nosotros podemos recuperar la soberanía de nuestro propio ADN, y por consiguiente de nuestra vida, y este poder sobre nuestras realidades puede quedar de ahora en adelante, codificado en nuestros genes.

"Poseemos mucho más poder de lo que creemos".

Nuestra actitud puede influir en nuestra salud y desarrollo.

Pero actualmente nuestro ADN no funciona al 100%.

Los biólogos que han trabajado en el genoma humano han definido únicamente el 3% de nuestro código genético y aún ignoran la finalidad del 97% restante comúnmente llamado "ADN basura o aleatorio" o "ADN no codificante".

En el interior de nuestro "ADN basura" está el recuerdo de nuestras hélices desactivadas y dónde se encuentran los códigos necesarios para "reconectarlos, de acuerdo al plan original".

Están siendo actualmente reactivadas (no físicamente, sino a nivel vibracional).

- La Dra. Berrenda Fox, del Centro de Salud Avalon de California ha verificado, a través de pruebas de sangre, que algunas personas han desarrollado cadenas de ADN, nuevas hélices.

Y actualmente está trabajando con 3 niños que nacieron con un código genético que contiene 3 hélices de ADN en lugar de 2. (Ver artículo: "El ADN y los cambios celulares".



Al reprogramar su ADN se logra una mayor madurez emocional en conjunto, situaciones financieras más estables, conexiones más claras con su intuición, y sobre todo, la sensación de tener el control de su destino y más aún su espiritualidad ha dejado de estar atrapada en un universo etéreo, desconectada de la vida humana.

Con ello tiene la oportunidad entre otras cosas de recuperar su poder, su identidad, de limpiar programas que ya no le conviene y/o que no tiene ni idea de que existían.

Pueden también más cosas acerca de sus temores y por lo tanto obtener más confianza.

Reprogramar el ADN le ayuda a comunicarse de un modo carente de juicios, por lo que sus relaciones cercanas mejoran, son más gratificantes.

Al confiar más en sí mismo/a, notará una sensación de paz interior.

POR QUE LA ACTIVACIÓN DEL ADN.

“El plan divino no procede de fuera, sino de su interior. La primera tarea de todos los seres humanos, al llegar a ese lugar en el que tienen conciencia, es la de cambiar quienes son. Todo lo que consideran espiritual sobre sí mismos tiene la esencia de su origen en la estructura que denominan ADN”

(…) “No se sorprendan de que cuando soliciten un cambio espiritual, sea su biología la primera en reaccionar. El contrato con el que llegaron, el conocimiento de quienes son, su huella magnética, se encuentra localizado en el código genético. Todo lo que jamás existió, el informe existente en los registros akáshicos, el registro de su existencia en la Tierra como Seres Humanos, todas sus vidas se encuentran en ese código”.

(…) Recuerden. Intención no es pedir, intención es reclamar, ¡reclamar el poder!” Kryon.



La reprogramación del ADN es un trabajo vibracional dirigido a nuestro ADN basura o aleatorio.

Las herramientas de trabajo serán: La intención, la Kinesiología y los protocolos de reprogramación.

LA INTENCIÓN:

Es una orden o decreto expresado en voz alta, referente al estado en que deseamos encontrarnos.

La física cuántica ya ha demostrado el poder de la intención y la influencia de la mirada del observador, lo cual confirma la importancia de la herramienta con la que estamos trabajando.

Pronunciar una intención constituye una acción responsable que permite a las personas recuperar el control sobre sus vidas.

La intención es entonces una orden que declara que se instale un nuevo programa dentro de nosotros y que incluye su equivalente, que es inconsciente y negativo.

Nuestro verdadero poder viene de aceptar nuestra naturaleza humana en oposición a rechazarla, negarla o evitarla.

La belleza y el poder auténtico vienen de equilibrar nuestra luz y sombra, ésta última es nuestro lado más frágil y vulnerable.

LA KINESIOLOGÍA:

Se utiliza como herramienta de comprobación de las respuestas que el cuerpo (nuestra inteligencia innata*) nos da durante la reprogramación.

*La inteligencia innata es la fuerza vital que hace vibrar al átomo.

LOS PROTOCOLOS DE REPROGRAMACIÓN.

Son las instrucciones o pasos a seguir para instalar un nuevo programa determinado en nuestros genes, entregando la nueva información a "direcciones" concretas.

Si estos protocolos le resultan herméticos o incomprensibles sepa que los puede hacer con tanta eficacia como si los hubiera comprendido intelectualmente.

Es importante no desanimarse (es probable que de momento, su intelecto se rebele porque aún no es capaz de acceder a esta información de un modo consciente, pero lo hará).

CONCLUSIÓN.

Con el fin de poder alcanzar una mejor comprensión del gran salto que está teniendo lugar actualmente en la evolución de la raza humana debemos comprender en primer lugar, el importante papel desempeñado por el código genético en esta evolución: El ADN es muy poderoso y necesitamos volver a adueñarnos de él.

Debemos explorar el ADN en estado de amor (fuera de esta frecuencia es imposible).

En el núcleo del ADN existe una fuerza olvidada que nos permite moldear nuestra vida e identidad.

Cuanto más sepamos acerca del ADN, más conscientes nos haremos de su valor y mayor respeto obtendremos con relación a su codificación y poder.

"Nuestro último objetivo no es únicamente reactivar todas nuestras hélices, sino vivir en una perspectiva circular".

"Esta visión circular conlleva compasión, comprensión, abundancia, humildad y amor".